Liliana Angarita… La mano amiga de los inmigrantes en Canadá

19 de abril de 2011

 
 
 
 
 
Abril 7 de 2011

El trabajo desinteresado que Liliana Angarita adelanta desde hace casi una década en Canadá le valió un lugar entre los 75 inmigrantes ilustres de Canadá en 2011, y ahora compite para estar en el podio de los 25.

Esta bumanguesa es la encargada de las relaciones con la comunidad de Chrio, ‘Canadian Human Rights International Organization’, una organización que ella y su esposo, Mario Guilombo fundaron hace cuatro años. Su trabajo es el de mejor amiga de los inmigrantes, las suyas son las primeras manos que se les tienden a los recién llegados. “Yo recibo a las personas, los llevo al médico, hago traducciones, los acompaño a inscribir a los hijos en las escuelas”, cuenta.

Liliana es tímida y ostenta la sencillez de los verdaderos héroes, que trabajan por y para los demás sin esperar medallas u otros reconocimientos a cambio. A ella no le gusta ser el centro de atención, se siente cohibida. Por ello, dice, la nominación de Canadian Immigrant tomó completamente por sorpresa. “Una compañera de trabajo fue la que sugirió mi nominación. Yo no me lo esperaba”, cuenta. Mario Guilombo, su esposo, recibió este reconocimiento hace dos años.

Parte de la entrega, sensibilidad y solidaridad se la debe a que hace diez años ella fue la que necesitó ayuda. Llegó a Canadá en 2001, cuando, debido al trabajo que hacía su esposo, abogado de Derechos Humanos, fueron objeto de una persecución violenta, que culminó cuando, como amenaza, le rompieron las dos piernas a su hija, que entonces tenía cinco años.

Liliana, Mario, y su hija Lillian, salieron con rumbo desconocido como refugiados. “Pasamos primero por México y luego nos mandaron a Canadá. Llegamos a Montreal y luego terminamos en Toronto”.

Los primeros días en Toronto fueron muy difíciles. Sin idioma, sin contactos y prácticamente sin posesiones, los tres vivieron un tiempo en un albergue para refugiados. “Uno de recién llegado y latino no tiene apoyo”, asegura. Pero resalta que Canadá es un país especialmente solidario con sus refugiados.

Durante la época de los albergues se les aparecieron varios ángeles, personas que les tendieron la mano y les ayudaron a salir del refugio, encontrar una casa y un empleo. Eso los inspiró, a ella y a su esposo, a devolverle el favor a la vida y dedicarse a ayudarles a otros para que no tengan que pasar por las penurias que tuvieron que vivir.

Por eso la vida canadiense de Liliana ha girado en torno a ayudar a los demás. Pasó de ser un ama de casa estudiosa en Colombia, a ser una activista dedicada. Hoy en día Chrio cuenta con más de doscientos voluntarios, entre ellos su hija, que hoy tiene catorce años y es tan activa en la comunidad como sus padres. Son una familia en la que ayudar a los demás es lo más importante. Más importante, inclusive, que el reconocimiento y la fama.

Fuente: Conexión Colombia

Anuncios

3 comentarios to “Liliana Angarita… La mano amiga de los inmigrantes en Canadá”

  1. Hola lilianita te felicito por tu labor, este es un don de Dios el SERVICIO y el que mas nos ha instruido en el servicio es JESUCRISTO, el lavo los pies de sus discipulos siendo Dios,,Bendiciones a ti y tu esposo e hija, dile a Mario que yo lo respeto y aprecio mucho por que en mi corazón ha quedado gravada su humildad y amor por el prjimo los amo mucho y que Dios los continue usando. Tu prima Doris Emilce Angarita Galvis. Me gustaria ir pronto por alla.

  2. Liliana.te felicito por tan bella labor que estas realizando al lado de tu esposo e hija…..Dios los continue bendiciendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: