oraciones simples y poderosas

Toda oración dicha con fe llegará a su destino. Si se considera que todo es parte de la Divinidad, tanto en origen, esencia y final, las oraciones siempre llegarán a ser escuchadas.

Cada oración encierra un gran poder y si desarrollamos el poder mental, este poder se potenciará mucho más. No es necesario que sea alguna oración o rezo muy elaborado, la sencillez, encierra mucho mayor potencial.

Aquí te daremos algunos ejemplos de oraciones antiguas que puedes emplear y, con persistencia, serán milagrosas.

Las oraciones no siempre son para pedir algo, también son para agradecer y en este agradecimiento, la Divinidad nos concederá mucho más.

De la misma manera el lugar influenciará. Existen lugares que son muy energéticos en muchas partes de mundo. En tu hogar puedes elevar el nivel energético colocando incienso, algunas velas, poniendo música suave o en total silencio.

Mucho más que fe o a quien le dirijas las oraciones, la efectividad corresponde a la fuerza que le pongas y esta fuerza pasa por que la emisión de la energía sea de lo más pura.

Ejemplos de oraciones

Un ejemplo de una antigua oración hindú será una buena enseñanza:

 

Es maravilloso Señor, tener mis brazos perfectos,

cuando hay tantos mutilados,

mis ojos perfectos, cuando tantos no tienen luz,

mi voz canta, cuando otras mendigan.

Es maravilloso Señor, volver a casa,

cuando tantos no tienen donde ir.

Es bueno sonreír, amar, soñar, vivir,

cuando hay tantos que odian, lloran y mueren sin

haber vivido la vida…

Es maravilloso Señor, tener un Dios para creer,

cuando tantos no poseen una creencia.

Es maravilloso, sobre todo:

tener tan poco que pedir y tanto para agradecer.

Aquí te damos un ejemplo de una oración musulmana:

 

Dios mío, dame luz en mi corazón y luz en mi lengua y luz en mi oído y luz en mi vista y luz en mi tacto y luz en todo mi cuerpo y luz delante de mí y luz detrás de mí.

Señor, te ruego que me des luz en mi mano derecha y luz en mi mano izquierda y luz encima de mi y luz debajo de mí. Intensifica la luz en mi interior, ilumíname con luz.

Una antigua oración irlandesa:

Que el camino salga a tu encuentro.

Que el viento siempre esté detrás de ti y la lluvia caiga suave sobre tus campos.

Que Dios te sostenga en la palma de Su mano.

Que vivas por el tiempo que tú quieras y que siempre quieras vivir plenamente.

Recuerda siempre olvidar las cosas que te entristecieron.

Pero nunca te olvides de recordar las cosas que te alegraron.

Recuerda siempre olvidar a los amigos que resultaron falsos.

Pero nunca olvides recordar a aquellos que permanecieron contigo.

Recuerda siempre olvidar los problemas que ya pasaron.

Pero nunca olvides recordar las bendiciones de cada día.

Que el día más triste de tu futuro no sea peor que el día más feliz de tu pasado.

Que nunca se te venga el techo encima, y si fuera así, que los amigos reunidos debajo de él, nunca se vayan.

Que siempre tengas palabras cálidas en un frío anochecer, una luna llena en una noche oscura y que el camino siempre se abra a tu puerta.

Que vivas cien años, ¡con un año extra para arrepentirte!

Que el Señor te guarde en Su mano, y nunca apriete mucho Su puño.

Que tus vecinos te respeten, los problemas te abandonen, los ángeles te protejan, y que el cielo te acoja.

Que tus bolsillos estén pesados y tu corazón ligero.

Que la buena suerte te persiga y cada día y cada noche tengas muros contra el viento, un techo para la lluvia, bebidas junto a la fogata, risas para consolarte, aquéllos a quienes amas cerca de ti, y todo lo que tu corazón desee!

Que Dios esté contigo y te bendiga, que veas a los hijos de tus hijos, que el infortunio te sea breve y te deje rico en bendiciones.

Que no conozcas nada más que la felicidad.

Desde este día en adelante, Dios te conceda muchos años de vida; de seguro.

Él sabe que la Tierra no tiene suficientes ángeles.

No es tu aptitud, sino tu actitud, lo que determina tu altitud.

Haz tus propias oraciones, que salgan de tu corazón

Tu puedes hacer tus propias oraciones, ya sean simples o complejas, pero que salgan de tu corazón. El corazón ncierra una gran fuerza que llegará a dónde tu quieras.

Las oraciones a Dios, realmente son al Dios que hay en ti. Existen oraciones para todo, pero las más importantes serán para tu crecimiento.

Nunca pidas que alguien se empequeñezca, que sea derrotado o que se muera. Pide crecer mucho más tu, ser victorioso tu y vivir mucho más tu.

No pidas jamás contra nadie, sino pide a favor tuyo. Así, mientras los demás  recen pidiendo el mal o el odio, tu serás mucho más grande y los malos deseos no te llegarán sino a los talones.

Las oraciones son milagrosas y operan a través de ti mismo.

Ayudará si colocas una vela que agrega una de las fuerzas más poderosas del universo, el fuego. Asimismo, si enciendes un incienso, ya sea en varita, cono o en polvo.

El silencio, el contacto con la naturaleza es también otro de los potenciadores para que tus oraciones sean mucho más poderosas.

4 comentarios to “oraciones simples y poderosas”

  1. ANGELIKL Says:

    La FE mueve montañas…Creelo y así será!Un saludo desde Argentina.Precioso espacio tienes.

  2. Hika Angelikl, gracias !!!Abrazos desde las cálidas tierras colombianas!!!

  3. Muy bonito la verdad que nos hace mucha falta encomendarse al Sr Jesucristo estamos muy necesitados de él y hay que acercarse ,rezar con mucha fé y saldremos adelante .Saludos desde Mexico

  4. Excelente!!!! MUy bueno tus oraciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: