y no estan tan locos !!!

En un manicomio tenían la tradición de interrogar cada año a
dos locos que parecieran algo recuperados; si veían que respondían
correctamente, estaban listos para marcharse de la institución.

 

Juancito y Panchito son los dos afortunados que van este año
al despacho del director:

 

– Le toca primero, Juancito. A ver, respóndale: si le dan un
pelotazo y pierde un ojo, ¿qué le pasaría?

 

– Pos que me quedaría medio ciego, doctorcito.

 

– Y ¿si le dieran otro pelotazo y perdiera el otro ojo?

 

– Pos no más que me dejarían cieguito del todo, mi
pichiquiatra.

 

– Este comité valora positivamente su recuperación.
Prosigamos con Panchito. Díganos: si le cae una teja y pierde una oreja, ¿cómo
quedaría usted?

 

– ¡Ándele! me quedaría medio ciego, mi doc.

 

Los galenos se miran perplejos, anotan en sus informes un
ínfimo porcentaje en respuesta original del sujeto, etc.

 

– Pero a ver: si le cae otra teja y se queda sin orejas,
finalmente ¿qué le pasaría?

 

– No vería nadita de nada, mi doctorcito.

 

– ¡Pero no! Díganos, ¿cómo es que podría pasar eso, mi
hermano?

 

– ¿Pos no vio? ¡¡el sombrero que llevo me caería a plomo
hasta las narices!!

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: